sábado, abril 16, 2011

SUDESTADA. abril 2011. (Madrid).

La deliciosa cocina asiática de Estanis Carenzo (otro cocinero en la sombra…) En SUDESTADA, Estanis Carenzo (a la izquierda) y Pablo Giudice, han elegido la fórmula de dar de comer bien a 100 personas al día, en un auténtico bistrot de cocina asiática. Antes de pasar a los elogios, una crítica: la luz blanquecina del comedor. Parece la de una sala de espera de estación de ferrocarril de pueblo. Una pena, ya que la comida no se puede lucir. Por cierto es la misma “iluminación” que la que tenían en el antiguo local. Tal vez sea decisión propia… Ahora llevan más de un año en este sitio, bastante confortable por cierto, con muy buena temperatura ambiental a pesar del ambiente bullicioso, y con un excelente servicio que te trasporta al ambiente informal de un neobistrot parisino. Pero lo más importante está en el plato. Es una cocina asiática personalizada, algo canalla e informal en su presentación, servida en una vajilla blanca de una sobriedad funcional que se agradece. Cada vez me cansan más las pizarritas y los cuencos anti ergonómicos. Picantes, ácidos y hierbas frescas son los tres pilares gustativos de esta cocina divertida y rica que tantos adeptos tiene en estos momentos, y más en Madrid donde siempre se ha acogido con entusiasmo estos sabores de fuera. Difícil recomendar algún plato. Los curry que probé otras veces son sobresalientes. Todo realmente parece apetitoso. Desde el aperitivo (invitación de la casa) en forma de pequeña ensalada de lengua de cerdo con hierbas (sisho, cilantro), wakame (creo que se trata de la de sésamo, la que distribuye Com.Import) y un estimulante aliño. Elegí los dumpling Singapore acompañados con una salsa de soja dulce, cebolleta, ajo, sésamo etc. ¡Para beberla a la cuchara! Delicioso el cordero saté (también invitación de la casa) con soja dulce, citronela, lime quat del Huerto del Cura, tomate y yogur, pickles de verduras encurtidas y sambal (condimento indonesio y malasio a base de chiles) salado/picante. Tal vez un exceso de acompañamiento y de condimentación para un simple pincho de carne de cordero picada. De segundo plato había elegido el salteado de fideos de arroz con mini carabineros y finas láminas de cerdo. En este plato, lo más destacable no es el punto de cocción del marisco (evidentemente pasado) sino el de la pasta, increíblemente al dente y elástico. Cosa muy difícil de conseguir cuando se trata de un cabello de ángel tan fino. Terminé con una agradable crema de coco con helado de maracuyá.¿ Por qué no jugar aquí también, en el postre, con la aportación aromática de alguna hierba? Cené con cerveza y agua pero recomiendo probar los cócteles tipo mojitos o caipiriñas que el barman borda.(Los he probado otras veces). Acompañan perfectamente este tipo de comida. Precios razonables si se tiene en cuenta la calidad de la comida. SUDESTADA C/ Punzano nº 85 Madrid 91 533 41 54 Cerrado los domingos.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal