martes, agosto 19, 2008

LA MORAGA

El Gastrobar de Dani García en Málaga.





¿Qué es un Gastrobar ?

Un nuevo concepto gastronómico se está extendiendo. Una nueva fórmula para enfrentarse a los tiempos de crisis que estamos padeciendo pero también una solución para los que quieren ir de tapeo (o de media raciones) teniendo la garantía de un cierto nivel culinario. Ha sido José Carlos Capel quien, en El País del 27/07/08, bautizó de esta manera, refiriéndose a la nueva barra de Paco Roncero en Madrid ( Estado Puro), a un concepto que lleva ya un par de años. El Inopia de Albert Adriá o el Tapas24 de Carles Abellán en Barcelona han sido sin duda precursores como "barras gastronómicas".
En Londres existe el Gastropub. Era normal que algo tan "ibérico" como la "barra" adquiriese así sus letras de nobleza.
Un cocinero de prestigio, con estrella Michelín o no, pero con solvencia culinaria, supervisa o avala a una barra donde se sirven las tapas españolas de toda la vida pero con el mejor producto y las mejores técnicas de hoy.
Me pregunto si la Cuchara de San Telmo de San Sebastián no ha sido en su momento un Gastrobar "avant-la –lettre". Con la diferencia que Alex Montiel , que coincidió como jefe de cocina en Martin Berasategui cuando este consiguió las 2 estrellas, abandonó definitivamente la llamada "Alta Cocina" para montar esta neotaberna que tanto éxito tiene entre los gourmets de toda España que visitan Donostia.
Otra comentario: en Valencia existe La Torrija, la taberna de Josep Quintana y Raquel Torrijos, a veinte metros del restaurante gastronómico, pero en el caso del restaurante Oleo (de Vicente Patiño) la barra está integrada en el mismo restaurante, donde Vicente sirve sus tapas sencillas y las media raciones de cocina popular y de producto.
Se trataría entonces de un concepto abierto y polimorfo.

La Moraga

Dani García ha tenido la idea de montar este Gastrobar en el mismo centro de Málaga. El nombre de La Moraga recuerda a la típica fiesta popular malagueña en que se encienden centenares de hogueras en la playa y donde se degustan las típicas sardinas en espeto. Para los que conocen la cocina de Dani, es también el nombre que recibe uno de su platos , ya todo un clásico, de unos pescados que llegan a la mesa humeantes y servidos con una sangría con fresa nitro, elaborada al momento delante del mismo cliente. Un plato de play-food en toda regla.
La barra que Dani gestiona es, por consiguiente, un concepto nuevo en la zona. Diseño moderno, confortable y funcional. Unos 20 taburetes y un par de mesas en una sala contigua.
Los entrantes fríos están a la vista en la vitrina frigorífica pero el género no está al alcance del cliente y se salva de cualquier polución inoportuna como en las típicas barras vascas en que las cansinas lonchas de pan con mayonesa soportan esputos , manoseos y humo de los cigarrillos.

Aquí los platos no reciben involuntariamente un " ahumado express" como en muchos sitios parecidos, ya que el local es enteramente para no-fumadores.

Excelentes las ensaladillas, sobretodo la de salmón, como las sardinas marinadas con pimiento asado, el ajo blanco de coco con granizado de fresones o el salmorejo con mozzarela. El típico flamenquín andaluz (carne de cerdo enrollada con jamón y frita)
adquiere en La Moraga una dimensión gastronómica inusitada. El aceite de fritura , perfectamente limpio, le confiere un color rubio claro que explica que se le diera este nombre por el color del pelo de los flamencos que acompañaban a Carlos V.
Muy buenas las croquetas con su intenso sabor a carne de puchero. En cuanto al guiso de tripa con garbanzos, ligeramente especiado y perfumado con hierba buena es sin duda el mejor plato de la carta. En este tipo de platos se notan también los buenos cocineros. En este caso Dani García comparte el mérito con Jesús Barrera, el jefe de cocina de La Moraga.
Espléndido el pincho moruno de cordero. Cocción perfecta, bien condimentado y refrescado por un excelente tabulé. Supera con crece el del famoso Alhucema de Sanlucar.
El día de nuestra visita resultaron algo salados y mazacotes los buñuelos de bacalao. Seguro que cuando hagan su visita, este pequeño defecto estará corregido.
Excelente postres servidos en tarros de vidrio ( recordando los de las conserva) :por ejemplo la " tarta de limón" versionada y el tiramisú. Precios muy razonables. Menú degustación servido sólo en las mesas.
------------------------------------------------------------------------
La Moraga.
Tapas de autor.
C/Fresca,12 .Locales B-C
Málaga
952 22 68 51
www.lamoraga.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal