lunes, julio 21, 2008

¿ BISTRONOMÍA O BOCATERÍA PIJA ?




Si la bistronomía es como una Alta Cocina "pobre" como la define muy bien Jose Carlos Capel, podríamos llamar Bocatería Pija esta Fast Food para "ricos" que está apareciendo en París o Nueva-York.

Es la parte opuesta a la socialización de lo bueno: hacer que el simple bocata sea, ahora, exclusivo.
La bistronomía fue un intento para acercar a la gastronomía a unas clases medias pauperizadas por la crisis de la guerra del Golfo . Recordemos que este fenómeno data de 1992 cuando Yves Camdeborde, el segundo de cocina de Christian Constant, en el lujoso Crillon de París, decide abrir un restaurante por su cuenta, sin ninguna intención de montar un neobistrot.Luego se hizo de necesidad virtud...


15 años más tarde, ante justamente una nueva crisis, el "rico" toma su revancha y se encanalla en una barra (que al menos quiero imaginar de diseño) para zamparse un sandwich con caviar o un pepito de carne de Kobe y trufa negra.
Y si el "pobre" se puede permitir el lujo de comer sentado, a su ritmo, un menú de excelente nivel culinario por 20€, en cambio el "rico", que está harto de tanta " comodidad" que le rodea en cada momento de su vida, está dispuesto a pagar 100 €, aunque sea en una barra, por una simple relación calidad/rapidez. Un lujo rápido en unos tiempos justamente en que el auténtico lujo debería ser tomarse el tiempo…


La noticia se publica en El País del lunes 21 de julio 2008.
"La auténtica novedad gastronómica en París no son los caracoles ni el foie, sino las hamburguesas, según The New York Times. Eso sí, hamburguesas con alguna nota de nouvelle cuisine y con firma de autor. Sus precios nada tienen que ver con los habituales de comida rápida: empiezan por 35 euros y pueden sobrepasar los 100 por unidad. Los restaurantes franceses siguen así una tendencia que ya había sido puesta en marcha por Ferrán Adriá, que inauguró hace tres años el concepto de fast good (en la imagen). La tendencia también ya ha sido adoptada en EE UU. El restaurante neoyorquino The Wall Street Burger ofrece hamburguesas por 120 euros."
A este precio será Fast (very very ) Good…
Pero una cosa es comer un bocata con buen género pero a un precio razonable , en un Fast Good de Ferran Adriá o en algunos que otro sitio (pocos), y otra cosa bien diferente es la provocación de instalar " garitos de lujo" para alimentar a los yuppies.
En Madrid, el restaurante Estik tenía en su carta hamburguesa de wagyu a 80 €. Dicen que cerró al final del año pasado...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal