domingo, marzo 27, 2011

PARIS-LONDRES marzo 2011

Justo acabo de llegar de Paris y Londres. Me ha sido imposible conseguir mesa en el nuevo restaurante de Blumenthal en el Hotel Mandarin (Dinner) pero sí he podido cenar en El Viajante el restaurante del portugués viajero Nuno Mendes que pude ver en Gastronomika y en MF. Ya lo veremos en los próximos días. Lo mejor de lo mejor. También he estado en el nuevo restaurante de Jean François Piège en el primer piso de Thoumieux, donde me encontré de casualidad a Ricard Camarena. El espacio no se parece a nada y la cocina se afianza en un neoclasicismo contemporáneo. Un menú de tres platos de alto vuelo, con una sobremesa muy interesante con Piège. Iba a cenar al último bar de tapas de Iñaki Azpitarte, Le Dauphin, (en la foto, interiorismo de Rem Koolhaas), contiguo a su Châteaubriand, pero era el segundo turno y se liberaba una mesa en la “casa madre”. No lo dudé. Quise volver a probar su degustación de bistronomía cañera a 50 €. Mucho mejor que en mi primera visita (entonces no hubo post). Un gran mérito: a pesar de estar “colocado” en los primeros puestos de la famosa Lista de los 50, el éxito no se le ha subido a la cabeza y se mantiene firme con su “formula” de gastronomía asequible a todos los bolsillos pero no a todos los paladares.... En cambio, el italiano en Paris que triunfa con su menú a 25 € (Rino) y que gusta tanto a mis amigos Luc Dubanchet (Carnet de Route) y Marco Bolasco, se pasa un poco de cutre. La cocina está buena pero no mata, y las esperas son interminables (claro… dos en cocina y uno en sala). El postre penoso. Me quedé con las ganas de entrar en el Ami Pierre de al lado, un bistró de toda la vida con sus mesas de mármol y su plato de tuétano (“os à moelle”)(rue de la Main d'Or). Lo mismo me pasó en Londres con el Saint John (esta vez estuve en el Bread & Wine). Precios más que correctos pero la cocina es de lo más normalita. Tal vez no supe elegir. Lo mejor el pan y la mantequilla. En fin, siempre mejor, y en todo caso más personalizado, que ir a uno de los Prêt à Manger que invaden literalmente la ciudad. Enésima visita a L’Astrance. Un plato de lechona de Castilla espectacular. Asada entera para toda la sala. Nos tocó la careta. No se pierdan la foto. Ayer última comida antes de salir para Barcelona en el KGB (Kitchen Gallerie Bis) de William Ledeuil, cerca también de la casa madre en la calle del barrio Latino “des Grands Augustins”. Es una zona curiosa en 200mts se condensan al menos 6 restaurantes de interés y unas 7 estrellas Michelin. Se empieza en el muelle del Sena con El Fogón de Alberto Herraiz, al lado del mítico Lapeyrouse con sus cubículos privados más propicios (al menos hace un siglo) a los placeres carnales que a los de la mesa. Bajando por la calle susodicha y pasado el Kitchen, nos encontramos El Relais de Louis XIII, (2 estrellas) una casa del siglo XVII que ha conservado su aspecto original, donde oficia ahora Manuel Martínez (apellido español por su padre) quien regentó durante 7 años la mítica ( en Paris, muchas cosas son míticas…) Tour de Argent. Bajando por la misma calle se encuentra Jacques Cagna (1 o 2 estrellas, no recuerdo) y por fin el KGB, un bistró moderno e informal donde he comido uno de los tres o cuatro mejores platos de este viaje. Una pintada espectacular. No me la quito de la cabeza. Por la mañana me acerqué al pequeño mercado de los Enfants-Rouges, el más antiguo (y pequeño) de la capital calificado de “oligopolístico” en el segundo número de la ínclita revista gastro-trendy Fricote (por cierto, me dijo Piège que se habían vendido unos cien mil ejemplares del primero número 1 …). En efecto, acude allí mucha gente para visitar las 20 paradas de comida japo, libanesa, antillesa, marroquí etc. Productos, mesas para degustar los platos (39 rue de Bretagne, distrito 3º). Me desvío un poco por la bonita Place des Vosges para pasar delante de L’Ambroisie , el 3 estrellas de los Pacaud (ahora padre e hijo). ¿Los precios? Aproximativamente 100 € los primeros, 150 € los segundos y unos 100 € los postres. Más los vinos, calculen… Por la tarde degustación de unos macarones de la tienda de Pierre Hermé del Barrio Latino (62 rue Bonaparte). Como siempre, hay cola en la calle. No tenían ni los de trufa negra ni los de aceite de oliva. En el primer caso se alegó el fin de la temporada …¿Quién se va a creer que Hermé utiliza la trufa del Périgord para su pastelería?¿ También exclusivamente el aceite de oliva recién elaborado? Probé el de menta “fluo-guarro”, el de crème brûlée que sabe a vainilla y el de “caramel au beurre salé” que sí sabe a “quemado”, ligero toque agradablemente amargante y , afortunadamente, poco salado. Textura perfecta pero ¿por qué no aligerar un poco los macarones quitándole algo de azúcar? Para quitar la sed, una agua y una coca-cola bretona en el waterbar del centro del pijerío design, Colette en la rue du Faubourg St Honoré. Realmente el interiorismo del bar deja mucho que desear… Para terminar, la visita de rigor a la Grande Épicerie du Bon Marché, de la que os hablé aquí hace un par de años (Mº Sèvres Babylone). Un paraíso para los gourmets. SEGUIR VOTANDO EN EL CONCURSO DE LOS BLOGS. YA VEO QUE HEMOS PERDIDO POSICIONES. DEPENDE DE VOSOTROS ESTAR EN LA FINAL. GRACIAS POR EL APOYO. ¡¡VOTAR!!

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

grazie Philippe: il tuo post è utilissimo in questo periodo! ero a Paris lunedì e ci tornerò dal 4 al 6 aprile, - per lavoro, zona hotel des invalides- c'è altro da consigliare? un abbraccio, michela

3/27/2011 6:14 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Ciao Michela. A parte questi indirizzi, hai vicino a Les Invalides: la brasserie Thoumieux (anche di Piège),Le Comptoir du Relais (Yves Camdeborde), l'Atelier de Robuchon e la faraona (pintada) del KGB, he he.

3/27/2011 9:59 p. m.

 
Anonymous Pau Albornà ha dicho...

Con muchas ganas de leer tu crónica sobre Nuno Mendes y Viajante, un cocinero que me atrare. Ai, esa foto robada que colgaste de los tres juntos en San Sebastian Gastronomika...

3/29/2011 12:35 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Je je. Te pedí permiso, acuérdate.
Sólo faltan dos posts para El Viajante, sigo el ordén cronológico del viaje.
Saludos Pau!

3/29/2011 12:41 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal