domingo, marzo 20, 2011

ÚLTIMAS POSTALES BELGAS




La noche después de terminar el congreso. Turismo de Flandes nos invita amablemente a una cena en un pequeño restaurante de Ostende (algo como el Gran Café o algo así). Ambiente desangelado, menú concertado: muy buenas las rilletes de cerdo del aperitivo (lo mejor), navaja , berberechos y pollo...De segundo un rodaballo, sin piel, un puré de patata con gambitas grises (este producto nos persigue) y unos tirabeques al dente. Nada malo pero son platos realmente poco expresivos...De postre una crêpe rellena (no recuerdo de qué), crema inglesa y helado de chocolate. Fijaos en la decoración "ochentista" de la uva espina y de los cubiertos dibujados con el polvo de cacao. No me puedo creer que esto sea lo mejor de la gastronomía de Ostende. En Barcelona (digo Barcelona porque vivo aquí, no sabemos la suerte que tenemos...








Visita obligada a una pequeña fábrica de cerveza artesana. Probamos varias.En la foto, la de cereza. Agradables pero nos resultan tal vez algo ácidas para nuestro paladar, al menos el mío.
Trigo y cebada totalmente ecológicos. El lúpulo llega de Rusia. Evidentemente no se garantiza que también lo sea.


Pasamos delante del pastelero belga, inventor de la "praline".



Probabos los bombones de Laurent Gerbault. De vuelta de pasar unos días en Barcelona, nos saca varias potellas de vino dulces españoles para acompañar su chocolate.




Pequeño almuerzo con representantes de Turismo de Bruselas en el restaurante CHOU. Bruselas tiene un cantidad de restaurantes que parecen interesantes, de alta cocina como de cocina popular. Pero por motivos varios nos llevan a este restaurante "quiero y no puedo". Los puerros (correosos) con jamón de pato (hiperseco) son apenas comestibles. El puerro, por varios motivos, es un de las verduras que agradece más la textura fundente que la textura crocante.
Mucho mejor el segundo plato. Buena carne, puré agradable de calabaza(creo), pequeño pbizcocho de espelta con verduras y una condimentación de alcaparras con anchoas que me acaba gustando. Pero ¿qué pinta aquí la dichosa pizarra? El corte de la carne con el cuchillo resulta desagradable. Ya lo he dicho en otras ocasiones.El plato de pizarra sirvepara alimentos que se pueden coger con los dedos, no para cortar encima ni para colocar preparaciones salseadas.


En la carta de los postres, me decanto por lo que me suena a "más belga", bavarois de queso fresco con galleta de "speculoos" con su característico sabor a canela.








Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

y que fue de las clases de carne de o'shea.
sobre que temas.

3/25/2011 12:18 a. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal