lunes, septiembre 01, 2008

HISOP



Han pasado ya 8 años desde que Oriol Ivern y Guillem Plà abrieron este pequeño restaurante del Pasaje Marimón. Y siguen allí con la misma ilusión y el mismo entusiasmo a pesar de los malos tiempos que corren. Seguir planteando una cocina innovadora (por no utilizar la palabra "creativa") no ha sido nada fácil, pero en Hisop se mantiene viva la llama del inconformismo culinario cuando las tendencias actuales marcan un cierto repliegue friolero y un refugio timorato en la famosa cocina tradicional, la auténtica o la falsa, pero esto es otra cuestión.
Estos dos cocineros han sabido evitar tantos los caminos trillados de la cocina popular como las extravagancias mal asimiladas de algunas modas culinarias pasajeras. Las presentaciones son actuales y toques como algún aire o alguna emulsión combinan perfectamente con jugos de lo más ortodoxo. Las cocciones son precisas, los sabores bien marcados y el espléndido producto (alguna vez ecológico pero siempre de calidad) constituye siempre el centro de la propuesta culinaria.

La ostra con almendra y jengibre




El percebe con sandía a la plancha. Tal vez de lo menos interesante del menú.




Espardeñas con butifarra. Excelente Mar y Montaña.



La cocina catalana puesta al día ocupa su sitio con platos como las Espardeñas con butifarra y patchoi o el Ravioli de gambas con "cap-i-pota" -


pero los platos que más divierten a Oriol y a Guillem son sin dudas los que demuestran un juego en las combinaciones gustativas, como el Foie-gras con cerezas , regaliz y café, las Vieiras con coliflor, papada y flores o el postre de Melocotón y piña con pimienta y té.
En todo caso se definen a sí mismo como Cocina Catalana Contemporánea.





Excelentes el Rape con tuétano ahumado con puro Robaina servido con un helado de ciruelas al armañac o el cordero lechal con sus mollejas, flor de calabacín y gel de citronela.
Es una cocina seria sin duda ( su larga estancia común en Neichel lo ratifica) pero no faltan algunos guiños divertidos como este Buey con "patatas y ketchup". Aquí el entrecomillado anuncia que no se trata, evidentemente, de un acompañamiento del estilo Mac Donald….
Para los micófagos empedernidos, una visita a Hisop puede ser muy gratificante." Ceps , múrgulas, rossinyols, camagròcs pueden estar presentes en una misma carta. Incluso la trufa , pero en este caso como condimento, ejemplo en el arroz (Illa del Riu del delta del Ebro) de chipirones.
Muy buen carro de quesos, catalanes, españoles y franceses. Recordamos con particular interés el de La Val de Teruel con un intenso aroma de trufa, el munster y la mimolette.




Fresas , cacao y rosas con toques de balsámicos.



Lo mejor de esta casa es sin duda esta capacidad que tienen estos dos cocineros por innovar permanentemente. Los gourmets ávidos de novedades disfrutarán en Hisop. Pero esta cualidad podría ser un defecto para los que disfrutan repitiendo los platos que les han gustado en otras ocasiones. Lo más seguro es que encuentren en su próxima visita la carta cambiada de arriba abajo. Sin duda por la estacionalidad de la cocina de Oriol y Guillem pero también por la voluntad caprichosa de no aburrirse.
Buena bodega con presencia de vinos catalanes y excelente servicio de vino conducido por Raquel Obelleiro.
Desgraciadamente, a la espera de una ley más definida, el restaurante es de fumadores.

--------------------------------------------
HISOP
Pasaje Marimón,9
93 241 32 33
www.hisop.com
Servicios :1h 30-15h 30
20h 30-11h
Cerrado: sábado mediodía y domingo.
Vacaciones: las 3 semanas centrales de agosto y la primera de enero.
Menú mediodía :25€
Menú degustación :48 €

5 comentarios:

Blogger Tony ha dicho...

Buen post y magníficas fotos. Un apunte, el menú de mediodía, si va en la linea del local, me parece barato.

9/05/2008 4:45 p. m.

 
Anonymous Flatólogo ha dicho...

Inconcebible que un restaurante gastronómico que busca el mejor producto y trabaja duro para entregar en la mesa platos de gran calidad, eche todo por tierra permitiendo fumar. ¿Tiene sentido usar un producto ecológico si luego permiten un ambiente envenenado en la sala?

Da igual la calidad del género, porque total, sabrá a humo. Llegué a ir un par de veces a Hisop antes de la (semi)ley antitabaco, y el local es realmente pequeño y se atesta de humo con facilidad.

Con la ley actual la decisión de dejar fumar es de los dueños. Si lo permiten es porque quieren, o peor aún, porque les gusta.

Gracias por indicar sistemáticamente en tus crónicas el tipo de ambiente de los locales comentados. Es algo que se echa a faltar en internet.

9/05/2008 9:17 p. m.

 
Anonymous CaviarBCN ha dicho...

¡Qué grande el Hisop! Es de aquellos restaurantes de los que nunca sales decepcionado.

Si la veis en el carta (o formando parte del menú degustación del momento), no os perdáis cualquier composición en la que intervenga la merluza.

Como punto en contra, totalmente de acuerdo con Flatólogo, el local no es muy grande y es algo propenso a llenarse de humo, por lo que mejoraría si no permitiesen fumar.

9/07/2008 7:51 p. m.

 
Anonymous Wines and the city ha dicho...

El menú degustación del Hisop me encantó y el menú del mediodía es una pasada relación calidad-precio y placer. Los quesos y los vinos de mano de Raquel una deliciosa elección y más cuando escuchas sus argumentos. ¡Estos chicos tienen mucho futuro!

9/22/2008 5:21 p. m.

 
Blogger marina ha dicho...

Nos lo habian recomendado, y la verdad, fue todo un hallazgo. Exelente cocina, servicio y ambiente. Para repetir!
Un detalle: nos recordó mucho al restaurante Acai, del que somos asiduos, pero no aparece en su listado (?)

10/08/2008 8:11 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal