sábado, mayo 01, 2010

THE BULL & LAST. (Londres)

(GASTRO)PUB ACOGEDOR




Hay gastropubs y gastropubs. Como en todo. Hay que saber elegir y no es fácil. Mis referencias provenían de un número especial de la revista “michelinesca” Étoile sobre estos restaurantes populares londinenses. Imposible reservar mesa en The Harwood Arms, el gastropub de moda con estrella michelín. El joven chef Stephen Williams arrasa en Londres.
Hice entonces mi elección en función de la proximidad. Parecía que The Bull & Last estaba cerca de la estación internacional de Saint Pancras y nada más llegar cogí un taxi para ir. Rápidamente en Londres, uno tiene la impresión de llegar a las afueras. Enseguida las casas pasan de cinco a dos pisos, jardines, casitas adosadas etc…
The Bull & the Last es un sitio agradable. Parece un pequeño “bistrot” de barrio con sus anchos ventanales, sus mesas de madera sin mantel (algo pegajosas), su barra, su chimenea…
Carta corta (¡mejor!). Con un solo cocinero en los fogones, es lo recomendable.
Elijo las vieiras con panceta braseada, puré de manzana ácida y alcaparritas con , creo, un poco de chalotas picadas. Agradable. Buena cocción de los bivalvos, panceta un poco seca (me temo que no hay roner en la cocina…). Aprecio el pequeño intento de “creatividad”, este pequeño momento “mar y montaña” (9,5 libras= 12 €).
El segundo era un “onglet” con Chips (en realidad las gruesas patatas fritas de los ingleses) y ensalada de berro (15 libras). La entraña es una carne excelente, la pieza del carnicero la llaman a veces por su sabor, textura y sobretodo escasez. Aquí se le había dado sin duda un golpe de microondas. El resultado: una carne exangüe. Un aioli que parecía inoportuno me serviría sin embargo a engullir algunos bocados de este plato.
En estos casos, renuncio a pedir postre. Me acabo la cerveza y pido la cuenta (unos 35 €).
¿Indigno? No. ¿Para volver? Tampoco. Pero una sugerencia a la dueña, mientras no tiene pensado mandar enjabonar bien las mesas, unos simples salvamanteles serían aconsejables…

Bull & Last
168 Highgate Road
Kentish Town. Barrio de Camden
Abierto cada día
00 44 20 72 67 36 41

2 comentarios:

Blogger Mis Resturantes para recordar y olvidar ha dicho...

Es curiosa la pieza de carne que citas, para mi una de las mejores, con un marcado sabor. En ocasiones en lugar de venderse en la carnicería la puedes encontrar en las paradas de casqueria. Requiere una cocción lenta, dejándola jugosa en su interior, ni muy hecha ni sangrante, sino es excesivamente musculosa. Si se le da un golpe de calor demasiado fuerte los músculos y la fibra se contraen quedando correosa.

Resumen que no iremos al Bull & Last

5/02/2010 9:49 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Se trata del músculo del diafragma, muy apreciado en la cocina de bistrot francesa: "onglet" a las chalotas (picadas)por ejemplo.

5/02/2010 10:10 a. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal