sábado, mayo 30, 2009

FORO DE ZARAGOZA (IV y fin).

LO QUE COMIMOS...

Sólo algunas líneas sobre las comidas que hemos hecho en Zaragoza. Los mejores sitios para comer en esta ciudad son sin duda La Ontina donde oficia Ramiro Sánchez o La Granada que dirige el cocinero del Lilias Pastias de Huesca, Carmelo Bosque. Pero las dos comidas (en principio de trabajo) que hicimos en el Aragonia Paradis del hotel Palafox , dieron una sorpresa muy agradable.
Esta vez pudimos degustar sólo un plato de La Ontina ya que se trataba de una cena celebrada en el Gran Hotel y realizada por varios restaurantes.

Aquí lo tienen en la foto. Un mero con varias verduras, hierbas y encurtidos y un brochazo de pimiento del Pontigo asados. Muy bueno a pesar del aire (en este caso de jengibre) que como siempre no sabía a nada. Para los otros platos, hubo divergencias de opiniones en la mesa.

Las migas “puestas al día” del restaurante Novadabo y el postre del restaurante Molino de San Lázaro representaban toda una provocación para algunos de los ponentes. El primero llevaba una gelatina de chorizo y

el segundo, una monocromia de frutos rojos, bien ejecutada técnicamente, contenía más aditivos que la despensa de Willie Dufresnes…: nubes, petazetas, gelatinas y también alguna que otra frambuesa y fresón. No sé si Santamaría y Zipprick se lo comieron todo, en todo caso aplaudieron educadamente a los cocineros.


Se hicieron dos comidas en el Aragonia del Palafox. No hay fotos pero sí el recuerdo agradable de unos platos deliciosos y bien preparados. Recuerdo un escabeche de caballa, algo soso, pero perfecto de cocción, unas carrilleras de cerdo ibérico con un jugo muy sabroso y una brunoise de verduritas, una ensalada de roast-beef con un jugo de asado y sobretodo unos postres sencillos pero muy conseguidos: un helado de cacao/choco con aceite y un barquillo de pan . El típico choco, aceite, pan y sal pero en esta caso con casi nada de sal. Buenísimo. Y el segundo día un postre de cerezas (deshuesadas) en su punto de maduración con una yogur a la lima kefir y un licor de Alkermes (Licor elaborado en Florencia, de 30º, macerando en alcohol canela, clavo y ámbar, perfumado con extractos de planta como el lirio y coloreado con "cochinilla"). Todo sencillo pero impecable, teniendo en cuenta que se trataba de menús degustación de 5 platos para 50 personas.
El joven cocinero se llama Estanislao Ambel.
Grandes vinos a cargo de Jesús Solanas, el sommelier y director del Aragonia. Sólo citaremos uno: El Care Bancales 2004 Mágnum.

Hotel Palafox
Restaurante Aragonia Paradís.
Marquez de Casa Jiménez.
976 23 77 00
Zaragoza.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal