viernes, mayo 15, 2009

COURE.2009

Alta cocina low cost en Barcelona

No se le suele ver en los congresos. Pasa bastante desapercibido pero poco a poco va construyendo su “pequeño gran restaurante”, COURE, resistiéndose a que se le asimile a la famosa “bistronomía”. Sólo los precios son de bistrot. Pero las copas, la vajilla, los manteles blancos, las mesas espaciadas o el servicio esmerado no tiene nada que ver con las pizarras, los salvamanteles, o los bancos hacinados de los neobistrots parisinos ahora tan de moda. Albert Ventura se niega a vender su alma. Acosado por la crisis como mucho de estos pequeños restaurantes que practican esta “cocina de autor” que tanto nos gusta, no se puede permitir el lujo de complacer a la Michelín haciendo reformas en el restaurante, y así se queda en esta guía, desde hace 2 años, como un restaurante marcado en rojo, “con posibilidades”. ¿Pero no habíamos quedado que la primera estrella se daba por la cocina?
Justamente si hay un sitio donde se encuentra “cocina”, será el Coure. Albert Ventura y su socio pastelero (y panadero) Joan Grimal, se dejan cada día la piel en este proyecto, partiéndose en dos para realizar unos menús con los mejores productos y con precios de lo más competitivo. Pero Albert nunca se ha puesto de rebaja como se estila últimamente en la “alta” restauración”. Los precios son los mismos de siempre, desde la época en que había lista de espera, hasta hoy cuando las cosas están un poco más complicadas.

El degustación a 45 € y el menú de temporada a 35 € (con vino + agua + café ). Mejor imposible.
Hace unos días fui a probar este último menú, un poco por la curiosidad de ver lo que Albert era capaz de dar por este precio. Y aquí tienen los platos, ni uno más ni uno menos : 4 platos y 2 postres, una copa de cava, una de tinto, agua y un café.:37 €!!!
Los que prefieren ir a comer, por el mismo precio, calamares a la romana en un restaurante muy concurrido de la zona, allá ellos, pero se perderán un gran momento de cocina.

Joan Grimal ha dejado de lado los 3 panes (de aceite, de nueces y chapata) que iba haciendo hasta ahora, para fabricar sólo 1 pan tradicional y con masa madre. Excelente decisión. El pan que sirve es realmente extraordinario. De lo mejor que he comido últimamente.

Primer plato: Guisantes con tripitas de bacalao y almendras tiernas (con algunas láminas de almendras con su propia cáscara tierna). Buen producto, cocido en su punto, bien condimentado. Buen comienzo.

Segundo: Caballa apenas curada y entibiada en salamandra con un poco de té ahumado, habitas, pesto de espinacas ecológicas y sus brotes, dados de aguacate. La mejor ensalada tibia que se pueda imaginar. Y las habitas, enteras, si repelar, como debe ser cuando el hollejo es tan fino…

Tercero: Un rodaballo pensado como una “pizza” porque llevaba unas láminas crujientes de coca, orégano fresco, dados de mozzarella, un poco de melón cantaloup y sobretodo, un coulis de tomate biológico La Motticella (ajo, laurel, vino blanco y guindilla) apenas hervido. Un pescado para el verano, delicioso, fresco, con toques ácidos, dulces, picantes y las diversas texturas de sus componentes.


Cuarto: chuleta gallega sobre una berenjena escalibada aromatizada con mostaza Pommery. ¡Eso sí que es una carne de vaca! Melosa, sabrosa, perfectamente cocida. Se agradece comer un producto así, justamente en un restaurante que no tiene la etiqueta de Restaurante de producto”.


Postres de Joan Grimal: Una esponjosa emulsión de coco (sin la necesidad de ningún texturizante, aunque si lo tuviera no pasaría nada, pero no lleva…), granizado de menta, streusel de canela y crema de maracuya. La prueba que es posible hacer postres sencillos pero también con muchos contrastes gustativos y de texturas. Un postre para recordar, al cual Joan, con la humildad que le caracteriza, no da ni la mínima importancia…


El segundo postre: Más normalito pero muy agradable. Un bizcocho, una mousse y un helado de chocolate, con amarenas (una especie de griotines ) y tejas de neulas (barquillos) y caramelo.
Repito: 37 € todo incluido.
Grandioso.

--------------------------------

COURE

Pasaje Marimón, 20.

93 200 75 22

Barcelona

Cerrado Semana Santa. Los domingos y lunes.Y del 11 al 31 de agosto.

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Recordemos que la combinación coco/menta/pasión también es uno de los clásicos de los postres de el Bulli. Por que o nos acordamos siempre o mejor no mencionarlo nunca. Saludos.

5/17/2009 6:11 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Tiene Ud razón.Intentaré ser más riguroso.
En el caso de la cambinación Choco blanco/aceituna negra/ mango era tal vez un acorde gustativo más caractérístico, y por esto lo recordé.
Saludos.

5/17/2009 8:33 a. m.

 
Anonymous encantadisimo ha dicho...

Una excelente iniciativa me parece la de abandonar los panes de sabores y centrarse en un único pan tradicional de calidad. En Gresca también se aplica esta fórmula, que aplaudo efusivamente.

5/18/2009 7:54 a. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal