miércoles, enero 30, 2008

L’EMBAT.




BISTRONOMÍA PURA Y DURA.




Barcelona sigue cobijando pequeños restaurantes conducidos por matrimonios de jóvenes profesionales ilusionados y emprendedores, decididos a abrir pequeños espacios de libertad culinaria entre los grandes templos gastronómicos y los nuevos restaurantes de hotel. Matrimonios o "parejas de hechos de los fogones " como es el caso de Santi Rebes y Fidel Puig , que se han asociado , con la ayuda de Cristina Torras en la sala, para formar esta casa de comida moderna que es El Embat.

Grata sorpresa. Aunque fuera de esperar que estos dos ex cocineros del Espaisucre iban a hacer las cosas bien, lo que se sirve en este humilde restaurante no deja de sorprender y parece digno, en algunos momentos, de los mejores restaurantes con estrella.
La lectura de la carta del mediodía impresiona por el precio de los platos :entre 6 y 8 euros, los postres a 3,5 . ¿Quién da más ? El cliente compone él mismo su menú eligiendo entre cinco primeros ,cinco segundos y 3 postres. Los vinos se pueden pedir a la copa : 2 euros.

A la noche los precios suben un poco, evidentemente, pero una cena en este restaurante supera raramente los 50 euros. Y el nivel de cocina es altísimo. Instalaciones y precios de Bistrot + Gastronomía en el plato, según la contracción lexical ideada por Sébastien Demorand hace ya algunos años. Y el diseño casero de las lámparas del comedor se podría calificar también de "briconomía"…Como lo vean los de la tienda Vinçon, lo sacan como tema central de su próximo escaparate…Esto es lo que quiere el pueblo, y más en los tiempos económicamente "frioleros" que tal vez se avecinan.
Y realmente sería difícil discernir entre los platos del menú de mediodía o los de la noche. Las deliciosas lentejas con pies de cerdo y foie, el arroz de pulpitos o el jarrete de ternera guisado son, en su simplicidad, impresionantes de sabor, de punto de cocción y de condimentación. Pero el canelón de pato trufado o el cordero con requesón de cabra y berenjena ahumado alcanzan niveles de alta cocina. En el caso del cordero es particularmente interesante ver como unas manos expertas pueden sacar partido de una carne de nivel medio mientras otros cocineros, en la cima,( obvio decir nombres) son capaces de malograr productos de calidad perdiéndose en vanas complicaciones culinarias .

El único reproche va dirigido al exceso de toques anisados (perifollo, apio, estragón) recurrentes en algunos platos, sobre todo en el bacalao napado con una holandesa con naranja. La acidez de una buena holandesa clásica , que ya poca gente hace, se agradecería en este caso.
Los postres , como no podía ser de otra manera con el currículo de Santi y Fidel, están a la altura de la cocina salada. Sopa de fruta con helado de yogur, manzana y jengibre Bizcocho de aceite con granizado de limón y romero o Flan de cacao con leche de almendra y vainilla son algunos ejemplos golosos de la carta.
Y como en el caso del Gresca, esta cocina se realiza entre 4 manos y 4 metros cuadrados. Toda una lección ….

2 comentarios:

Blogger maarten ha dicho...

Totalmente de acuerdo.
Aqui el nivel de cocina es muy muy alto, con precios muy bajos para lo que te estan sirviendo. Yo queria guardar el secreto, pero buneo, ya esta :)

2/20/2008 5:39 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hemos estado este sábado y hemos degustado valga la redundancia el menu degustación que incluye 4 platos más 1 postre por 38€ iva incluido.

Realmente excelente. La mayoría de los platos, incluidos los postres, de una altísima calidad culinaria, tanto en la materia prima como en la elaboración.

Servicio más que correcto y atento.

Carta de vinos adecuada, con propuestas muy aceptables precio/calidad.

Por cierto, el pan está impresionante.Seguro que volveremos.

2/23/2008 8:21 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal