lunes, diciembre 07, 2009

ASIAN NEXT DOOR (Madrid).

"BISTRONOMÍA ORIENTAL" en Madrid



Jaime Renedo



En mi último viaje a Madrid del mes pasado, quise volver a DiverXo pero fue tarea imposible. Y ahora que tiene la estrellita, imagino que ni soñarlo. Siguiendo pues ese deseo que tenía de comer “asiático”, busqué entonces una alternativa interesante.
Me recomendaron Asiana Next Door, a dos pasos de la calle Fuencarral. El nombre no es muy apetitoso (queda un poco, por utilizar un oxímoron , “fashion urbano demodé”) pero al enterarme que era la segunda marca del Jaime Renedo, el cocinero de Asiana, no dudé en acudir. Recordaba en efecto una excelente cena servida curiosamente en la tienda de antigüedades que posee este cocinero en la travesía de San Mateo, y su nuevo restaurante se sitúa justamente en la “puerta de al lado”.
En el fondo, se trata un poco de la misma filosofía culinaria que la de David Muñoz. Una mezcla de cocina oriental/ peruana con toques magrebíes. El resultado es una delicia.
¿Por qué nos gustará tanto este tipo de cocina? Nos gusta consumirla sobretodo en las grandes capitales. Es la cocina global, la cocina del no-territorio, cuyo éxito depende únicamente del criterio del cocinero a la hora de juglar con todos estos sabores, hierbas y especias. Y criterio, Jaime Renedo lo tiene.
Desde la vieira con kimuchi coreano(¿o kimchi?) hasta el mejillón con “leche de tigre” pasando por la ostra con granizado nikkei.

Estos fueron los aperitivos. Les siguió un tiradito de corvina con ají amarillo, salsa de ají rocoto, cilantro, cebolla y sal negra de Hawai (“perla negra”). Buenísimo.

También me gustó mucho la ensalada de codorniz con pesto de cilantro y mermelada de chile.
Realmente me gustó todo el menú.
Como esta vieira envuelta en pasta kataifi con salsa XO, galanga y hebras de chile. (Se agradece el esfuerzo de la casa por la vajilla).
Cuando pienso en las barbaridades que se hacen a veces con las vieiras (que , por cierto, no es mi producto preferido)... Nunca he entendido esta insistencia, en la cocina “creativa” o seudo creativa , en acompañar a este bivalvo con preparaciones dulzonas (frutas, verduras como calabaza, pralinés etc), como suele pasar con el foie-gras, cuando de por sí este bicho ya es “dulce”.

El clásico nem, que siempre me recuerda mis primeras comidas en restaurantes vietnamitas en Francia , en los años 70. Aquí un rollito de gambas y cerdo con una salsa de chile, lima y salsa de pescado (imagino que sería nuoc-mam) .

Sopa tom yum con dumplings de berberechos.


Para terminar la parte salada, un kebab de cordero con salsa de yogur con una especie de pan de pita y una salsa de chile dulce. Muy, muy bueno.
Como lo vemos, hay muchos ingredientes recurrentes en esta cocina : cilantro y chile, sobretodo. El frescor aromático de la hierba y el calor de la “quemazón” del picante. Pero a pesar de estas reincidencias aparentes, todos los platos tienen su propia personalidad y en ningún momento se da la impresión de monotonía gustativa.
Tal vez lo más flojo del menú fueron los postres, aunque parece que exista una buena intención y bastante trabajo detrás de cada uno de ellos (tejas…).


Sopa de piña con helado de coco y lima, granizado de albahaca y cerezas.


Y el de mango , mascarpone y wasabi. Este último me parece una buena idea. Me gusta la utilización del wasabi en los postres. Recuerdo un postre de Alberto Chicote de hace doce años en NODO con compota de fresones, tocinillo y wasabi. Chicote , siempre lo digo,ha sido un pionero (con Abraham García de Viridiana) de la fusión culinaria en Madrid.

Creo recordar que este menú degustación en Next Door costaba unos 35 €. Una relación calidad /cantidad/ precio inmejorable, pero sospecho que el cocinero me haya dado algún plato de más para probar…
Detalles extra culinarios de los que debería hablar más a menudo : cuando no hay manteles, por lo menos se agradece un salva mantel en la mesa. Pero lo más urgente sería arreglar la acústica del local. El ruido es ensordecedor cuando se llena el local( fue el caso). Y tabaco no, por favor. Por suerte me senté a comer a primera hora y pude escaparme antes de la humareda…
Servicio muy atento con muchas ganas de hacer pedagogía hacia el cliente. El camarero explica con bastante acierto todas las exóticas condimentaciones.

Buenos cócteles, con y sin alcohol, que se preparan en la barra de la entrada (realmente da la impresión que estamos en un bistrot) y que acompañan a la perfección este tipo de cocina.

ASIANA NEXT DOOR
Travesía de San Mateo. nº 4
91 310 40 20
Cerca metro Tribunal
Madrid

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal