miércoles, agosto 18, 2010

CASA MANOLO. (Daimús. Valencia).

ALTA COCINA MARINERA EN LA PLAYA DE DAIMÚS







A la izquierda Juan Carlos Alonso, el cocinero.

Detrás de este nombre de casa de comida de barrio , se esconde uno de los templos del productos más importante del País Valenciano. Son cincuenta metros de fachada marítima dedicados a la alta gastronomía de la materia prima amen de un chiringuito playero (lounge) donde se sirven copas. Manolo Alonso en la sala y Juan Carlos en la cocina han sabido transformar este negocio familiar fundado hace 30 años por sus padres, Manolo Alonso y Matilde Fominaya, procedentes de El Escorial, en una auténtica referencia en cuanto a cocina marinera del Levante.
Las sucesivas reformas han aportado cada vez más el confort que los exigentes clientes de esta casa reclaman.




Manolo Alonso delante de la bodega.

Bodega espectacular, salones de no fumadores, baños de restaurante estrellado etc. Queda por realizar una gran transformación en el vasto espacio de la entrada : una barra gastronómica, un gastrobar donde los clientes podrá degustar tapas y platillos a un precio más económico que los platos de la carta.
En el fondo se trata de reproducir la tradicional barra levantina pero ahora con las comodidades del siglo XXI y algunos toques de refinamiento culinario moderno que Juan Carlos, autodidacta inquieto y viajado, sabe incorporar a este tipo de cocina popular.
En Casa Manolo estamos ante una mezcla entre una cocina sencilla en la que se acaricia al producto y unas elaboraciones más trabajadas dignas de cualquier restaurante de cocina moderno.
Chipirones con salsa romesco (12 €) pero también cochinillo con su piel crujiente, salsa de naranja y clavo (24 €). Productos que provienen de la lonja de Gandía, donde Manolo acude cada día a comprar conviven con algunos que llegan de las rías gallegas (almejas de Carril, ostras de Arcade, percebes…). Una cocina marinera salpicada de algunas referencias atávicas castellanas como lo hemos visto con el cochinillo pero también con los espectaculares callos (” como los hacía mi madre”) que podrían salir más que airosos de una competición con los de Carles Gaig.
El “festival”, para utilizar una palabra de algunos amigos,



empezó con una copa de gazpacho con aguacate,





un buñuelo de brandada de bacalao (3 €), un “bikini” (palabra mucho más bonita que “mixto”) de brie y trufa de verano y la coca de cristal con jamón Joselito, tomate y albahaca (4 €).



Delicioso aperitivo de cebolla a la brasa con anchoa y jugo de tomate asado (3 €).



Jugosas ortiguillas fritas con su potente sabor a plancton marino.



Percebes (no es mi producto favorito. Casi prefiero una caballa bien preparada).



O el huevo con espuma de patata, jamón apenas entibiado y trufa de verano.



Impresionante los callos (15 €), como lo hemos comentado antes.



La imprescindible gamba de Denia (18 € las dos piezas).





La cigala a la sal (12 € los 100 grs), que da pie a la intervención del camarero en la sala.



Ese día tuvimos suerte y pudimos degustar la “zapatilla”, simplemente con ajo refrito, aceite de perejil y algo de fumet. Carne tersa que recuerda a la langosta.



En Casa Manolo no hay que perderse tampoco el arroz. Mejor encargarlo cuando se hace la reserva. Tres secos y tres melosos. Me gusta más el seco. Excelente el de bacalao y coliflor, algo subido de sal pero con el grano perfecto (15 €).
En los postres, nos dejamos recomendar cuando teníamos que haber elegido.



Tanto El “Hay un email para ti” (6 €), versión grosera de la Misiva de Amor de Ruscalleda



como el empalagoso Homenaje a Ferrero Rocher (6 €).
Habían propuestas más apetitosas, y sobretodo menos cursis, como la Sopa de fresa con helado de queso-yogur o la Torrija con helado de leche que hubieran estado más a la altura del resto de la comida.
Un detalle, que no se encuentra en todos los sitios. Se anuncia en la carta que las elaboraciones son sin gluten.



Otro detalle que me gustó. Los cubitos de hielo de café para el café con hielo.
Detrás de la botella de aceite Basilippo, desde las mesas, las magníficas vistas al Paseo Marítimo y a las playas.
Excelente relación calidad/precio.
“Casa en auge que destaca por su magnífico emplazamiento sobre la playa. Disfruta de unas cuidadas instalaciones, una cocina tradicional actualizada y una estupenda bodega”. Lo decía la Michelín en el 2009… ¡Por una vez nada que objetar!

CASA MANOLO
Paseo Marítimo s/n.
96 281 85 68
www.restaurantemanolo.com
Abierto todos los días. De noviembre a mayo, sólo se sirven almuerzos, menos viernes y sábados.

video

Imágenes de la lonja de Gandía. Gambas de Denia y "zapatilla".

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Felicidades.!!!!!!!!
Galia

8/21/2010 5:29 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

...cada dia, tu blog, me gusta mas, pero lo de que esos callos salgan airosos de una competicion con los de Carles Gaig, no te lo perdono...jejejjjj

8/22/2010 1:53 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Ves a probarlos je je. Lo podríamos dejar en empate...

8/22/2010 1:57 a. m.

 
Blogger El_PoLLiTo ha dicho...

Y los del Bohío!!! Veríamos a ver ese face to face... lo mejores callos a la madrileña... fuera de Madrid!!!

8/26/2010 8:50 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Sabiendo lo bien que guisa Pepe Rodríguez, no me extraña que sus callos esten muy altos en el ranking!

8/26/2010 9:02 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal