martes, octubre 05, 2010

CASA PALOMA.(Barcelona)

"CASA DE ALTA COMIDA" EN UN ACOGEDOR MARCO CONTEMPORÁNEO








Después de los tomates , les tendré que hablar de la proteína. En un blog gastronómico hay que hablar de todo y la actualidad manda. Hay que reconocer que en estos momentos pasan cosas en Barcelona. Y lo más “gordo” está por llegar con la apertura de Martín en la Fonda España antes de fin de año o sobretodo el restaurante de Albert Adriá seguramente en enero (antes se podría inaugurar la coctelería).
Hoy hablaremos de un restaurante que lleva sólo unos meses abierto (hasta el momento a la chita callando) pero que empieza estos días a estar en el boca a oreja de la ciudad.
El restaurante se llama Casa Paloma, pero detrás de este nombre de casa de comida madrileña (los socios son de allí), se esconde un espacio de lo más moderno que hay en este momento. Alta cocina de producto y coctelería. Es una de las nuevas tendencias.
El interiorismo lo firma Lázaro Rosa-Violán, diseñador de moda que sabe jugar con maestría con el mobiliario antiguo, contemporáneo, vintage, o exótico cuando se tercia. En este local, justamente situado en una antigua tienda de muebles, se ha sabido ocupar el espacio sin recargar demasiado.




Ver las mesas (por cierto muy bien separadas) “neo-rústicas” sin manteles ni salvamanteles. Butacas de brasserie parisina.



Barra de show-cooking para sólo los steak tártar (la gran especialidad de la casa) (pronunciar "stec" o "estec" y no "estic",por favor), barra de bistrot en la entrada donde se pueden tomar los desayunos por la mañana.



Espacioso y confortable fumoir (al menos hasta la nueva ley antitabaco)/ coctelería en el sótano. Varios espacios para varias modalidades de consumo en diferentes momentos del día. Desde la mañana hasta las 2h de la madrugada. Eclectismo estético de la propuesta interiorista al servicio de un eclectismo de la oferta gastronómica. Informalidad confortable.
La oferta culinaria se basa en el mejor producto magistralmente cocinado a la brasa.



De aperitivo unas magníficas anchoas con pan con tomate.



Una agradable ensalada de tomate con bonito confitado casero (9,80 €)



pero sobretodo unos sobresalientes macarrones (¡tradicionales pero al dente!) con tomate y chorizo (8,90 €).



“ Como a la madrileña” nos recalca Enrique Valentí, el director y maestro de ceremonia del lugar. Un madrileño que hace años instaló un restaurante en la calle Ciutat, al lado del ayuntamiento, pero que “asustó” un poco al público barcelonés por su espectacular puesta en escena.
Aquí Enrique, en un ambiente más distendido, despliega sus dotes de anfitrión perfecto, asistido por la jefa de sala Cristina Cusín.



Después de los suculentos y memorables macarrones, llegó la ventresca de atún a la brasa (dos raciones en la foto 23+23 €)). No recuerdo haber comido nunca una ventresca tan perfecta. ¿Tal vez en El Campero deBarbate? Tal vez… Melosidad increíble, punto de cocción ejemplar (una “baja temperatura” a la antigua usanza, infiltrada poco a poco en el entreverado grasoso del bicho). Un bicho que no se pescó para nada como les ocurre a muchos atunes que por desgracias acaban en insoportables tatakis al vinagre de Módena… Ya que sabemos que la pesca del atún se tiene que hacer con responsabilidad, al menos que la mano del cocinero sepa sublimar su carne, como es el caso en Casa Palomo. Grandioso.



Deliciosa guarnición de patatas "canarias" con mojo verde al cilantro y rojo al azafrán.



Ya sin hambre, nos llegó el chuletón de vaca vieja “rubia de Galicia” (45 €/kilo). Con 65 días de reposo (no todo el mundo está de acuerdo con esta duración …).
Intenso sabor a carne. Buena textura de la carne, como no podía ser de otra manera.



Recomendaría la cocción del piquillo a la manera de Julián de Tolosa, bien confitado.
Mejorable la bearnesa. Una salsa que no se encuentra cada día y pocas veces bien ejecutada. Ésta estaba demasiado emulsionada (“xantanejava” como se podría decir en catalán) y muy subida de vinagre, (la huevina hace estragos). Una buena bearnesa tiene que tener untuosidad pero también firmeza para poder napar la comida. En el fondo, esta salsa es como una mayonesa caliente hecha con mantequilla y tiene que saber a esto. Cada uno la puede hacerla a su manera, lo importante es que esté buena, pero me gusta preparar una buena confitura (lenta) de chalotas al vinagre de estragón hasta completa evaporación .La incorporo al final a una espesa holandesa con hojas de estragón y perejil picadas en el último momento).
Buen nivel en los postres.



Delicada tarta de queso versionada, acompañada de un sorbete de frambuesa (5,10 €).



Golosa mousse de chocolate (tal vez demasiado dulce) atravesada por una “brasiana” teja de cacao (5,10 €).



Mejorable la tatin (también versionada) con helado de leche. Perfecta la basa (como una arlette) pero la manzana no estaba caramelizada sino sosamente compotada (5,5 €).
De todas formas, se demuestra una loable preocupación por la parte dulce de la carta, que se expresa con postres clásicos/tradicionales, en coherencia con el resto de la carta, pero con un
toque de elegante refinamiento hasta en el emplatado, muy limpio (quenelles perfectas de los excelentes helados caseros). En la partida de los postres, Marco Leone, ex discípulo de Espaisucre. Siempre es una pequeña garantía…


"Humilitat" , un priorato a la temperatura perfecta

Agua mineral con poco gas y poco sodio. ¡Menos Vichy por favor!

CASA PALOMA
c/ Casanova nº 209
93 200 82 96
Precio aprox.45-50 €
Cerrado los domingos.
De 1h30 a 16h
Y de 8h a 11h30 (hasta las 12h los viernes y sábado)
http://www.casapalomabcn.com/

Para los amantes de la lectura y de la carne, se acaba de publicar el libro de Dani Lechuga del restaurante Caldeni de Barcelona. Prólogo de Pep Palau. Está escrito en castellano. Ver el link de presentación en catalán, castellano e inglés.

Etiquetas: , ,

19 comentarios:

Blogger Txus ha dicho...

hola , bueno que se preparen en casa palona que si es nuevo como el cañete, con darlo tu a conocer tendran tope de trabajo los dias siguientes, lo digo por la espectacion creada por los comentarios en cañete, con los de aqui me imagino lo mismo.Me gusta las apreciaiones de platos, pero lo de la ventresca no se, la foto no resalta el plato, lo de los 65 dias de la carne me ha dejado helado, la primea vez que leo algo asi!!! Que nivel de postres, despues lei que espai-sucre tenia algo que ver, y el detalle de las quenelles? yo soy un maniatico de hacerlas bien, un sercreto, robe una cuchara especial que solo con ella conseguia una como lade la foto de la mouse.No quiero ser pesado,Philippe, pero si puedes el jueves ver el progama de un pais para comerselo, el de juanito e imanol, estaran por Cantabria, tu ya me entiendes.
Te dire que un post de atras que no te gusto mucho un restaurante y le pusiste, que esos son de los que mas se aprende.Un saludo.

10/06/2010 12:04 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

De momento no me he perdido ningún programa de "Un país para comérselo"! me gusta. Por fin un programa de gastronomía digno.
Tanto en los casos de restaurantes que me gustan como en los que no, procuro ser pedagógico. Dar caña por dar caña o coba por dar coba, no es interesante.

10/06/2010 12:30 a. m.

 
Anonymous Enrique ha dicho...

Philippe, muchísimas gracias por tu post, que nos da fuerzas para perseverar, que nos va ayudar a mejorar y sobretodo que nos honra por el cariño y el rigor con el que está ejecutado, un auténtico placer tu visita que esperamos no tarde mucho en repetirse!!
Gracias de verdad!!

Enrique Valentí

10/06/2010 12:48 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Gracias a vosotros , Enrique, por aceptar también los pequeñas sugerencias que formulo en mi crónica. Felicidades.

10/06/2010 1:13 a. m.

 
Blogger Ricard Sampere ha dicho...

Ayer fuí por primera vez a Casa Paloma. Fuí con mi hijo y nos pareció un lugar muy recomendable, con servicio atento y comida de nivel. La sala estaba al completo y el movimiento era constante. Quizas el único "pero", en ningún caso achacable al restaurant, es que habia demasiada animación, para la típica "cena-conversación", que tanto me gust.... pero es que estábamos en una mesa (muy agradable por cierto) próxima a la entrada. En resumen, un restaurant que publicaré en mi blog les próximos dias y al que volveré seguro.

10/06/2010 10:23 a. m.

 
Anonymous Manolo Xantana ha dicho...

Que buena pinta... lo de la ventresca al nivel de El Campero ha sido definitivo para convencerme!

Sobre "Un pais para comérselo", también lo sigo... me gusta, pero creo que le falta algo para entusiasmar y que abusa un poco del buenrollismo... Por cierto, una mica de "safareig"... corre el rumor de que es un chantajillo de los hermanos alcántara para papear a tomo y lomo. Se dice que hay tiranteces entre TVE y la productora (Ganga), que llegó a ofrecer Cuéntame a la competencia. En un ejercicio de estilo (todo ficción, of course), me imagino como pudiera haber sido la secuencia:

- Echanove: Imanol, te apetecería ir por ahí comiendo de lujo, pillando cogorzas y con los gastos pagados?
- Arias: Coñe, pues claro, y a quien no? Además ahora que estoy separao me viene de perlas.
- Echanove: pos facil, le decimos a la productora que nos monte un programa o que dejamos Cuéntame.
- Jefe Productora: Joer, como sois... me teneis pillado por los h...y ahora a quien le coloco yo vuestra orgía gastronómica?
- Echanove: pos les dices a los de TVE que si no te compran el programa te llevas Cuéntame a telecirco...
- Jefe Productora: eres malo... si sigues así llegarás a jefe de producción.
(...)

Bromas a parte... los hay con suerte!

10/06/2010 3:03 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Muy bueno tu pequeño díalogo!!! je je .
Estoy de acuerdo en cuanto al "buenrollismo", siempre presente en este tipo de programas. Sino es "malrollismo", se escenifica como tal y es otro tipo de programa. Una visión algo crítica o al menos de debate gastronómico es impensable en la TV. "Un pais para comérselo" sería como un "Gastronómos viajeros". Ya no está mal...

10/06/2010 4:19 p. m.

 
Blogger SERGI ha dicho...

Primero decirte que estuve en Cañete y como dices me pareció casi perfecto, fui entre semana y la verdad es que estaba ahsta los topes(no me lo imagino el finde) me encantó el rabo y las croquetas espectaculares.
Y el que hoy recomiendas bufff que maravilla me he quedao prendado de la ventresca, voy a ir simplemente para probarla ya que me vuelve loco y hace tiempo que n como atún bien cocinado. El lunes pasado en Sibar, pedí tallata de atún a la brasa y fue horroroso, primero la traen helada ya que la acababan de sacar de la nevera y al hacerla poco hecha no se había ni calentado y cunado se la llevaron para pasarla algo más ya no valía la pena comérsela.
Gracias por la recomendación

10/06/2010 7:01 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Del Cañete me encanta el concepto. Alto tapeo canalla en medio del Raval. Aun están en rodaje. Hay irregularidades que espero se pongan a corregir.
Casa Paloma. Volvería para comer sólo los macarrones y la ventresca pero se comenta que el steak tartar ("estec" je je) es top.

10/06/2010 7:41 p. m.

 
Anonymous QQ ha dicho...

Por fin veo que alguien me da la razón, la ventresca de atún se ha de cocinar, para que el calor penetre hasta el centro, funda la grasa y tenga una textura increible. No soporto los tacos de ventresca vuelta y vuelta, super correosos.
Con la moda de que el atún se come poco hecho, se suele dejar cruda.
Yo en la sala suelo convencer a los clientes que me la piden poco hecha a que nos dejen hacerla a nuestra manera y suelen salir contentos.

10/06/2010 10:25 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Me parece que hay partes más "correosas" que otras y algunas necesitan cocción. En este caso estaba perfecta.
Pero un sashimi de toro soasado no está mal tampoco.

10/06/2010 10:58 p. m.

 
Anonymous Manolo Xantana ha dicho...

Visitado este sábado a mediodía, iba "sólo" (bueno, con un niño de año y medio), y aproveché que el peque se había dormido para comer (eran las 13:30; fui el primero en entrar; en media hora el local casi se había llenado) Opté por el "Menu Regol" (macarrons, ventresca y tarta de queso). Los macarrones muy bien, al principio me sorprendió el sabor quizá excesivamente dulce de la salsa de tomate, pero enseguida empecé a encontrarle el truco, i molt bé. La ventresca muy rica, y en especial la guarnicion de papas con mojo me gustó. Buen servicio, amable y atento; se nota que pese a la pretendida informalidad, son de "escuela". Por contra no me acabó de convencer mucho el local ni las mesas/sillas, que no me parecieron demasiado cómodas. Volveremos a probar las carnes y el "estec" (apostillo que en ciertas zonas de USA lo pronuncian "esteic") Espero que no mueran de éxito y sepan conservar la calidad de la propuesta.

10/13/2010 1:00 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Je je. Me gustan estas crónicas complementarias que hacéis algunos (en particular tú Ricard). Corrigen y completan la mía , siempre subjetiva y puntual como todas las crónicas, por otra parte.
El día que estuve la ventresca estaba espectacular.

10/13/2010 4:20 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Reservamos a las 22:30, llegamos puntual, nos hacen esperar sin ninguna explicación. Al final decidimos marchar, y ni si quiera se disculpan. Lo que vimos esa noche es mucha prepotencia y una carta bastante normalita.

12/08/2010 1:23 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Lo lamento.
Me gusta el sitio. Y me gustaron los macarrones, la ventresca y los postres.

12/08/2010 2:37 a. m.

 
Blogger zoe ha dicho...

hola Philippe, soy una asidua a tu blog y a veces pruebo. Esta vez me quede triste, primero al entrar ya te das cuenta de que estas en un sitio con disenyo pero sin alma, tipo Rosa grupo tragaluz, que es lo que pense... luego me dijeron que no era de ellos. pedi la ensalada con trufa, y si has degustado trufa de verdad, sabes que eso no era trufa sino algun hongo que traen de china o asia... luego el steak con huevo, la carne no era mala, tipo lomo alto, ya que filete no era seguro, pero es que estaba mal combinado, demasiada anchoa, y ni me preguntaron como lo queria....- La sopa de cebolla estaba buena, mas tipo crema que sopa pero era aceptable.... creo que es uno de esos sitios que tienes que saber lo que pedir para no irte con mal sabor... sin armonia y sin alma.. aunque mejor comida que los del grupo traga-traga, si es que sirve de consuelo. Gracias y te seguire haciendo caso.

1/03/2011 10:26 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Es cierto que en muchos sitios , nuestra percepción depende de los platos que comemos. Yo recuerdo de Casa Paloma los macarrones y sobretodo la ventresca. También los postres estaban bastante bien. El steak tartar, del cual presumen, reconozco que no lo probé. Recibe por lo visto algunas críticas.

1/03/2011 10:37 p. m.

 
Blogger pepe ha dicho...

pepe dijo
comida correcta,tartar de buey y macarrones con chorizo.
mencion aparte para el jefe de sala, un joven con una americana a cuadritos,no te mira a la cara al entrar ni da los buenos dias y al salir repite la misma operacion, muy lamentable.
otro pero mucho ruido y las servilletas, de un restaurante de tercera division.

2/08/2011 5:45 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fui hace poco a comer a Casa Paloma y la verdad es que disfruté de la experiencia gastronómica. Es cierto que es un sitio que se ha puesto de moda y ves algún famosete sentado en las mesas o en la barra del tartar... Pero más allá de eso yo creo que la carta es honesta y con productos de calidad. No es sólo un restaurante de moda con un local espectacular diseñado por un interiorista recocido que durará unos meses y punto... Creo Casa Paloma es una apuesta gastronómica seria y bien definida que con algún retoque podría convertirse en un clásico de Barcelona para los amantes de la carne.
En mi primera visita disfruté de unos excelentes macarrones con chorizo (al estilo madrileño) y la tirita de carne acompañada de patata gratén... Todo excelente. Pero en mi segunda visita era lunes y me dejé convencer para pedir el plato del día: unas Patatas a la Riojana. Un plato contundente regado con vino tinto que me recordó a los guisos que hacía mi abuela cuando era pequeña. Una de las cosas más me gustó de este restaurante es que los postres -según nos confirmó el camarero- son de creación propia y se preparan en la misma cocina, algo poco habitual en restaurantes que se sitúan en este rango de precios... El postre de peras y avellana es resultó delicioso... En fin, volveré.

5/09/2011 7:10 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal