sábado, octubre 02, 2010

TOMATES

FINCA EDÉN EN BENICARLÓ
Paraíso de la biodiversidad




Mientras la muchedumbre estaba mirando el espectáculo aéreo de la playa de la Barceloneta donde se iban quemando para nada toneladas de keroseno, me acerqué a una pequeña feria de productos ecológicos al lado del mercado de Santa Catarina de Barcelona.
Detrás de estos tomates o estas berenjenas, se esconde la curiosa historia del alemán Martín Bopp y de su compañera suiza Cécile Schonholzer (clicar aquí), que dejaron sus respectivos países, hace unos años, para instalarse en Benicarló (Castellón)con el objetivo de recuperar especias de verduras perdidas o desconocidas en nuestras regiones. Cuatro años después pueden presumir de haber conseguido la producción de 150 categorías de tomates diferentes,


otros tantos de pimientos y ajíes,



30 de berenjenas, judías indias, coliflores moradas, amarillas o azules etc… Y todo siguiendo los preceptos de la agricultura ecológica.
Cécile y Marín son mirados aun con desconfianza por los payeses de la zona, pero han conseguido seducir a Josean Alija o al mismísimo Ferran Adría quienes cuentan entre sus fieles clientes. (Valentí Prior quien ha sido la persona que me informó de este acto me comunica que aun no son clientes fijos. Están probando los productos....) Y desde ahora, también Rafa Peña del Gresca quien se ha entusiasmado por estos productos.



Tomate piña amarillo, Ruso negro, Rosa de Bulgaria, Zuercher original, Afganistán, Corrogo de África, tomate verde (pero perfectamente maduro…), “Cor de bou”,



tomate de colgar etc son algunos de los tomates que hemos probado. Martín nos comenta que los tomates de color rojo son una creación relativamente reciente (200 años). Los originales son de color rosa, marrón, verdes, negros. Y son , según él, los mejores.



Curiosísimos los fisalis con un sabor a queso de cabra (¡Sí, a queso de cabra! ¡buenísimo!) o a piña
Aquí está su web para cualquier contacto. Precios de productor. Un productor dispuesto a encontrar clientes cocineros en Barcelona.

Etiquetas: , ,

18 comentarios:

Blogger yidiaki ha dicho...

muchas gracias!!! observación gastronómica es la biblia de lo que se cuece.

10/03/2010 3:12 a. m.

 
Anonymous victor ha dicho...

Gracias Philippe por guiarme hasta el cielo. Desde hace muchos años me he preguntado como sería el cielo, y tu me lo acabas de describir!!!! el tomate, es posiblemente, la verdura que más loco me vuelve... se nota, no?? ;)

10/03/2010 10:05 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Un poco cursi mi juego de palabra con "edén" y "paraíso". Por cierto, el tomate es verdura o fruta?

10/03/2010 10:42 a. m.

 
Blogger Christophe Pais ha dicho...

Hola Philippe, estoy haciendo una cata de muchas variedades de tomates, varios de ellos incluidos en la lista de slow food y voy a hacer un pedido a estos productores .... ¿que variedades me recomiendas encargar?
Gracias
Christophe
www.noselepuedellamarcocina.com

10/03/2010 7:28 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Entiendo que como lector de su blog le debo comentarios, por lo menos para que sepa que su trabajo es apreciado y no menospreciado.
Dicho lo cual y en relación tanto al post "Tomates" como al "Vanguardias, ..." paso a relatarle la anecdota historica siguiente: "Se atribuye a Enrique IV de Francia (reinó de 1589 a 1610) la expresión original “Siempre perdiz cansa”. Este cínico monarca, primer Borbón en el trono francés, fue el que dijo aquello de "París bien vale una misa" para poder acceder al trono cuando se le expuso la necesidad de convertirse al catolicismo -él era protestante-.
Parece ser que, harto el monarca de los reproches de su confesor por sus constantes infidelidades, le invitó a comer e hizo que le sirvieran perdiz en todos los platos aunque con distintas preparaciones culinarias. Terminado el ágape, preguntó el monarca al confesor qué le había parecido el convite, a lo que éste contestó "Majestad, siempre perdiz....", y el rey le replicó "Monseñor, siempre reina...".
Por supuesto que la anecdota puede estar mal documentada, pero la conclusión de que el hombre y la mujer, las personas, tanto en la vida, como en la dieta, huimos de la monotonía -aunque la monogámia es una gran opción cuando se encuentra a la persona idonea-, esa conclusión no requiere de sesudos estudios cientificos para confirmar que es cierta.
Siempre "molecular" o siempre "tradicional" termina cansando.
En cuanto al producto ecológico, como todos los productos, estará sometido a una ley, tan intransigente como la ley de la gravedad, y tan persistente como ella, la Ley de la Oferta y la Demanda.
Esa ley ha convertido el "buen pan" en artículo escaso, pero ha hecho que haya pan en todos lados -gasolineras, supermercados, etc.- a todas horas, y todos los días del año. ¿Y de que sirve que haya tanto pan y tan disponible?.
Con los tomates igual, son un producto, y la susodicha ley no los distingue del pan.
Por cierto, ¿que tiene de ecológico un fisalis con sabor a queso de cabra?.
Gracias por su blog, y un saludo de Juan de Elche -no me parece bien emitir comentarios como anónimo, pero no sé como darme de alta como usuario-.

10/03/2010 8:04 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Hola Christophe,Imagino que irá a gustos. A parte del "corazón de buey" bienconocido, me gustaron el amarillo (piña), el verde (que está maduro), el "afganistán" y como curiosidad el que parece ser un físalis y que tiene un sabor lácteo (queso de cabra) muy sorprendente.

10/03/2010 8:09 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Hola Juan. Puedes firmar con tu nombre , sin necesidad de registrarte.
Gracias por tus comentarios.
Imagino que el físalis no debía ser ecológico. No lo sé. Lo conté como una curiosidad.
No quiero mitíficar el producto ecológico. Algunos de estos tomates no eran mejores sin duda que algunos producidos por particulares en sus huertos.
Pero me parece que la tendencia"eco, bio u orgánica", a pesar de sus limitaciones, es un fenómeno imparable, aunque hay que reconocer que en España ha empezado tarde. En Francia , la gran industria está recuperando ya esta sensibilidad bio y empieza a hacer productos eco que pueden ser de dudosa calidad. Cuidado con la "pose bio", que últimamente queda muy bien.
A este señor, Martín Bopp, le vi sinceridad y honestitad en su empresa y he querido echarle una mano. Algunos probarán sus productos y juzgarán. Por lo menos no le mueve sólo el dinero. Cosa poco frecuente en nuestro mundo. Un saludo

10/03/2010 8:23 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

En cuanto a lo "molecular" (o mejor dicho "cocina de vanguardia") y lo "tradicional", estoy de acuerdo. Nos puede gustar todo. Mientras esté bien resuelto.
Hasta me gusta esta mezcla de las dos cosas y que se coja lo mejor de los dos estilos. Lo he llamado "tercera vía" para que sea más gráfico., lo que es en el fondo el 90 % de la cocina moderna contemporánea.

10/03/2010 8:30 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hombre Philippe
Estuve en la Feria y en el stand de Martin el mismo sabado por la mañana.(tomamdome una copita de Orto y probando todos los tomates).Creo llegue un poco mas tarde pues me comentaron que Rafa Peña habia estado por alli.Siento no haber coincidido.
Martin es un gran personaje para nada "pose bio" (no lleva rastas ni fuma cigarros liados entre otras poses bio...).
De los tomates que le compre TODOS a 2.5 euros el kilo ( se puede ser bio-ecologico y no costar un ojo de la cara) me quedo con los de piña y con los fisalis con sabor a queso de cabra, que segun me comento no son prodcuto de ninguna mutacion de laboratorio sino que tiene un componente que al comerlo te recuerda al queso de cabra.
FANTASTICO PERSONAJE.
Las berenjenas indias, africnas y nacionales que le compre me sirvieron para hacerme una melanzane parmigiana "fusion" buenisima el sabado pro la noche.

10/04/2010 11:28 a. m.

 
Blogger doctoraentruitadepatates ha dicho...

Hola Philippe, felicidades por el reportaje, que amplía el campo de interés a sectores fundamentales para una alimentación sana y sabrosa. Conozco a Martín, y hago un par de precisiones, que no desvirtuan el contenido de tu reportaje. El Guggenheim y el Bulli todavía no se cuentan entre sus “fieles clientes”, sólo se han interesado por sus productos. Y el physallis con gusto de queso de cabra és un producto ecològico y natural, sin cruces, sólo que alguno de sus componentes recuerda el sabor láctico. Los primeros años desde que se instaló fueron duros para Martín hasta el punto, dice, que se preguntaba si era tonto y lo que hacía no valía la pena. Ahora empezamos a ver que lo tonto era la realidad que no lo captaba. Para ayudarle en su difusión, se puede anunciar, si me lo permites, su intención de realizar una cata inmediata, antes de finalizar la temporada del tomate, dirigida a cocineros/as y personas especialmente interesadas.
valentí

10/04/2010 12:31 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Gracias Valentí por tus precisiones. Lo de únicos clientes en la alta cocina (Guggen y Bulli) me parece que me lo dijo el propio Martín. Igual se expresó mal...o entendí mal.

10/04/2010 4:13 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Philippe,

Estoy de acuerdo en el 90% del fondo de la cocina actual es la "tercera vía" (con su permiso) la mezcla de la cocina de vanguardia y la cocina tradicional, pero ¿que vertiente pertenece esta linea bio u organica?. ¿Es un remenber vanguardista de agricultura tradicional?.


Muchas gracias por descubrirnos productores y productos que aun estando cerca no se conocen.

10/04/2010 10:58 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

La ecococina no es un estilo de cocina en sí misma. Usar un producto eco o simplemente de calidad (fuera los integrismo como dice Oriol Rovira de Els Casals) debería ser la base de cualquier tipo de cocina (tradicional, vanguardia o tercera vía).

10/05/2010 12:59 a. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Philippe estás en todo, no se te escapa ninguna, que tomatazos, sólo verlos se me hace la boca agua, como te enteras de estos acontecimientos?

10/05/2010 9:25 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

En este caso ha sido Salvador Prior quien tiene una tienda en sant Cugat donde vende productos ecológicos (sólo abierta algunas tardes a la semana).

10/05/2010 11:09 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Los datos de la tienda de frutas y verduras ecológicas en Sant Cugat de Valentí Prior Hortamenja
carrer Ocells, 24
656434154
oberta dimarts i divendres a la tarda, de 16 a 20,30

10/05/2010 11:23 a. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

me consta la bondad de los productos que vende Valenti en su ecotienda de Sant Cugat del Valles.
Lo de Matin y su physallis con gusto de queso de cabra me aprece el primer ejemplo de playfood ecologico de la Historia...
Animos a todos y a aseguir por este camino.
enrique

10/05/2010 1:20 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

O una impregnación natural digna de estudio molecular por parte de los del food pairing...

10/05/2010 1:25 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal