domingo, septiembre 26, 2010

PASEO POR EL RAVAL. (Barcelona)

Ravaleando.

"Guarri cocina" japo, la bistronomía de Cuatro, el alto tapeo del Cañete y delicatessen gabachas en la Perla de Oro




A veces , por circunstancias, amigos que te lleven, proximidad de un cine u otros motivos, uno va a comer a sitios que nunca hubiera elegido.





Había pasado varias veces delante del Bouzu, pequeño “japo” de la ronda Sant Antoni de Barcelona pero nunca me hubiera podido imaginar cenando en su pequeña terraza. Y eso, tres días antes de la cena kaiseki del Wagokoro.
Detrás nuestro, en medio de la Ronda, estaban los barracones provisionales del mercado Sant Antoni, cuya remodelación debería empezar en serio ya. Es el mercado más bonito de Barcelona, muy por encima del de la Boquería cuyo principal interés estriba en su privilegiada ubicación, en medio de La Rambla.
Pequeña terraza de 4 mesas, como lo decía, muy recomendable ya que en el interior el ruido y los fuertes olores de cocinas podrían entorpecer la degustación de su comida.
Realmente la cosa pintaba mal cuando nos trajeron la carta con las fotos de los platos numerados como en los “chinos”. Pero no era cuestión de hacerse el remilgado.




Los edamames del aperitivo (si, como en DiverXo)me tranquilizaron un momento




hasta que llegara el ubícuo tartar de atún con aguacate (y otras condimentaciones sospechosas y “enmascarantes”). Un poco parecido al que hizo Floren Domenzain al final del primer capítulo de “Un país para comérselo”( programa muy recomendable de TVE) pero sin los “hilillos” de la terrorífica reducción de vinagre de Módena por encima.




Lo que sí me sorprendió fue que la “pizza/tortilla japonesa” de cerdo (no recuerdo bien el nombre exacto del plato) tenía una textura y un sabor agradable a pesar del aspecto poco apetitoso. Un plato de “guarri cocina” según la expresión gráfica de la periodista Julia Pérez, pero que se dejaba comer perfectamente.
Pasaré por alto algún plato de arroz algo apelmazado y unos fideos pastosos, pero mencionaré el plato que más me gustó.




Unas albóndigas con un caldo a base de dashi muy intenso . Textura agradable de las bolitas y sobretodo con el caldo muy gustoso.
Evidentemente estábamos lejos de la cocina japo auténtica pero si uno se abstrae de cualquier condicionantes o prejuicios, puede llegar a disfrutar en las situaciones más inesperadas. De postre un mochi de vainilla con su interior helado, como me gusta. El de fresa y nata hubiera sido la guinda perfecta para esta “guarri cena” improvisada después de “un cine” en las salas Floridablanca vecinas.


BOUZOU
Tapas Japonesas
Ronda Sant Antoni nº 26
93 443 32 26 (reservas sólo a partir de 6 personas (¿?)…).
Abierto cada día, mediodía y noche. Los sábados y domingos a partir de las 19h30 hasta las 12h.Entre semana de las 20h30 hasta las 12h.
Precio medio, entre 15 y 20 €



BISTRONOMÍA Y COPAS EN "CUATRO"


Bajando por la Rambla del Raval hasta las Atarazanas (Drassanes) se llega al restaurante Cuatro. Acabo de hacer allí mi segunda visita. Sigue siendo un restaurante muy recomendable, sobretodo ahora que se ha convertido en espacio para no fumadores.



Me gustaron mucho su versión de los rollitos de primavera con una mayonesa de hierbas (menta etc…).




Me gustó menos su cocción de las sardinas y de su coca, casi quemada ¿Por que recocer las sardinas, con lo bueno que están apenas marinadas?



Mar y montaña de pollo y vieras, con puré de manzana. El arroz con mimolette rallado sigue estando perfecto.




Pie de cordero crujiente/meloso con calabaza y puré de limón. Delicioso pero habría que aliñar o encurtir la calabaza. Hacía falta más limón, más acidez. La torrija con falso bizcocho de parmesano sigue siendo el mejor postre. Esta vez con sorbete de melocotón, algo insípido. Mejor con la pera (binomio pera + parmesano).



También prefiero una buena pulpa de calidad que una fruta de la Boquería, un día verde u otra insulsa. En la sala, Jaume sirve todas las mesas sólo y encima atiende con enorme simpatía ...
Menú degustación para 2 personas a 50 € (25 € por persona).



El Cañete (II y última parte...)




Salvador Galvez, el segundo de cocina del Cañete con el jarrete

Tercera visita al Cañete en una semana.”EL” Cañete. Ya ni se dice la palabra “Bar”.
Es el acontecimiento gastronómico de la “rentrée”. Éxito en toda regla.
Hoy comimos al lado de Ferran Adriá. (Le tenía que haber hecho una foto con Guillem Oliva). Parecía encantado de su visita. Dice que Barcelona está pletórica. Me recalca que “Ni en Londres, ni en Paris, ni en Nueva York se puede comer con esta relación calidad/precio”.
Enseñaré algunos platos de mis dos últimas comidas y le prometo que ya no les hablo más del Cañete por una larga temporada…No quiero ser pesado.
También existen algunas sombras en algunos platos. Están de rodaje y es normal.



Falta una mayonesa más “cañera”, justamente , en el bocadillito de calamar,



la berenjena con miel tiene que encontrar el justo punto de crujiente y dorado y evitar la fritura
excesiva,



el cap i pota (delicioso con su toque de acidez , a la lionesa, sin pimentón) podría estar más firme,




el buñuelo con bacalao ahumado (como una patata dauphine) ha mejorado mucho reduciendo su
exceso de azúcar



y la crêpe suzette debería servirse tibia ya que evidentemente no se puede hacer al momento. En cuanto al babá, Guillem ha decidido proponer al cliente un chorrito más de ron al momento. Está muy rico pero su almíbar peca de dulzón.
Estas son las pequeñas cosas que podrían mejorar. A parte de los platos que recomendé en el otro post ( la molleja imprescindible), son recomendables la fritura de congrio ligeramente marinado con una impresionantes patatas fritas ( un spanish fish and chips), el canelón,



las verduras encurtidas ( como una “ griega” ) con su toque de hinojo.



Tampoco os podéis ir sin probar la “cansalada” ibérica de Salamanca ( la llaman “Bombón”. Repetiréis…



Probar también la grandiosa tarta Sacher (2 €).



El jueves , de repente, apareció en la barra este pan de mantequilla con aceituna negra, recién horneado….

En fin, el Cañete… Y lo digo como si este bar estuviera allí, en la calle Unió, de toda la vida, rodeado de solera…cuando lleva a penas 15 días abierto.
Mejor hacer la sobremesa en una de las terrazas de la Rambla del Raval vecina, por ejemplo al lado del famoso “Gato” de Botero. Los taburetes del Cañete no permiten estancias muy prolongadas…



La tienda de enfrente...



Justo enfrente hay una pequeña tienda de delicatessen francesas, embutidos y quesos . Buenas latas. Buenos bocadillos con pan de Baluard. Lo regentan una pareja de jóvenes franceses que han tenido el valor, hace más de un par de años, de clavar una pica en Flandes : un colmado de exquisiteces en pleno Raval. Es la Perla de Oro. Cerrado los domingos. c/ Unió nº 34



Nota: El blog descansará hasta el viernes 1 de octubre. No se publicarán comentario hasta esta fecha.

Etiquetas: , ,

14 comentarios:

Blogger IÑIGO ha dicho...

Philippe buenos dias, tomate un descanso o paro un poquito, jiji.Que la proxima vez que tenga que ir a Barna, no voy ha saber a donde ir. Saludos.

9/27/2010 9:58 a. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

a mi gusto es de los peorcitos japoneses de barcelona, mi iregular,la pizza japonesa es el okonomiyaki.
que color más negro las berenjenas firtas y la coca uyyyy, les ha tocado mucho el sol.
Cañete es el bar de moda ahora, parece mentira que hace un timepo si hubieramos dicho que la zona del Raval volvía a estar de moda a nivel gastronómico no nos lo hubieramos creido.

9/27/2010 11:01 a. m.

 
Anonymous Manolo Xantana ha dicho...

Visitado el sábado, aprovechando que fuimos a BCN para las fiestas de la Mercè. Optamos por el menú, escogiendo mollejas, anguila, el risotto, el bacalao y la panceta (sobre judias negras con confitura de naranja, plato inspirado en la feijoada brasileña y que eramos los primeros en provar; nos pidieron opinión, lo que suscitó un debate muy interesante con Jaume, el sumiller).

Todo fue correcto aunque ningun plato nos pareció muy emocionante. De los salados quizá lo que más gustó fue el risotto, aunque nos contaron que lo hacen con carnaroli pero que se habian quedado sin suministros (Barcelona en fiestas) y lo habian hecho con bomba.

Probamos la torrija, que estaba deliciosa (la acaban de cambiar por una torrija de café con helado de yogur, pero tuvieron el detalle de hacernos la version original)

Como digo, el sitio esta bien y se puede comer correctamente de modo informal y a muy buena RCP, pero aún les queda camino por recorrer, aunque ilusión y ganas no les faltan. Lo mejor, las atenciones de Jaume, majísimo, apasionado y muy humilde. Ojalá les vaya bien.

9/27/2010 12:41 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

La pizza-tortilla japo se llama "okonomiyaki". La base lleva huevos, harina, col y algún otro ingrediente que se desee (gambas, otras verduras). Con esta mezcla se hace una gruesa crepe sobre la que se colocan los demás ingredientes escogidos y los aliños (virutas de bonito seco, mayonesa, una salsa parecida a la barbacoa...)
Es un invento bastante resultón y fácil de hacer en casa. En Japón se usa una plancha eléctrica en el centro de la mesa y se cocina al momento y al gusto de cada quien.

9/27/2010 3:51 p. m.

 
Blogger SERGI ha dicho...

Al Cañete tenemos intención de ir mañana por la noche, a ver si siendo entre semana no hay mucha gente y se está tranquilo. Tal como lo has pintado estamos ansiosos de llegar y probar un montón de cosas
Que vaya bien el descanso

9/27/2010 10:57 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Marta G: Sigo tu blog con frecuencia, pues me dedico profesionalmente a la restauración y siempre es interesante leer tus referencias. Pero esta vez me sorprende tu criterio.Me sorprende que denomines "guarri cocina" a la cocina del Bouzu y "alto tapeo" a la del Cañete. Por Dios! pero si son de la misma guisa! Cuál es la diferencia, que entre sus mesas se pasea Ferran Adrià? ( detalle que me sorprende que hayas nombrado, pues te creia más profesional).Como profesional del gremio, me parece grave cierto amiguismo que esconden tus palabras.

9/29/2010 11:09 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Je Je.
Ávisame si vienes por aquí.
philipperegol@telefonica.net

9/30/2010 8:49 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Gracias por la precisión linguística.
Avisé que era guarri cocina sólo para un momento de urgencia si vas o sales del cine Floridablanca vecino...
El Raval se va animando. Está aun Cal Isidre, Casa Leopoldo y sobretodo, más reciente, Dos Palillos!

9/30/2010 8:53 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Muchas gracias por vuestras precisiones! Culpa mía por no haber apuntado el nombre del plato aquella noche.

9/30/2010 9:02 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Hola Marta G.
Un comentario más arriba dice que es el peor japo de barcelona. Al menos yo le encuentro alguna gracia...
En cuanto a Cañete. Ves y prueba los platos. Buenos productos. Cocina vista sin trampa ni cartón. Has visto y olido la cocina de Bouzu?
¿Qué tiene de mal decir que estaba Ferran comiendo en Cañete? Es algo comprometido? Todo el mundo se hace fotos con él en todas partes...

9/30/2010 9:31 p. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Philippe:
estuve el jueves en Cañete para su inauguración y debo decir que le encontré luces (el jarrete) y sombras (un caliente Vallegarcia. Mejor decantarse por la mezcla de Moritz que servían como caña).
Quizas no fuera el día ideal para captar las sutilezas del local que seguro las tiene.
En cuanto a la Perla de Oro decirte que lleva miles de años abierto en la Calle Unio (preguntale a los operarios del Liceu que se tomaban sus bocatas allí hace unos años antes de que la expropietaria lo tuviera que cerrar por orden municipal.Creo no tenia permiso para servir comidas) Entiendo que se ha traspasado el local y ahora unos franceses vuelven a la carga. Perfecto!!! menos locutorios pakis y mas delicatesens francesas....!
un saludo
enrique

10/02/2010 11:23 a. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Efectivamente, una fiesta de inauguración no es el mejor momento para apreciar la cocina de un sitio. Aunque me dices que en este caso el fallo más grande estaba en la temperatura de un vino. Fallo que se repite en muchos sitios por otra parte.
Yo no estuve ese día de la inauguración. Llegué tarde de viaje.
Me parece que la Perla de Oro lleva ya al menos un par de ños con sus nuevos inquilinos.
Un saludo

10/02/2010 11:32 a. m.

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

EXPERIENCIA MAGNOLIES!
Hola Philippe!
Hace unos dias tuve el placer de comer en magnolies y sin duda veo que algunos de tus consejos fueron tomados en cuenta.
Despues de tres aperitivos muy divertidos y de sabor impecable! (en este caso viva el PlayFood) Comimos el Foiegras con nocilla, me sorprendio por que no chocaba tanto como el nombre, bastante equilibrado (diferente al de tu foto), para mi le faltaba algun crujiente...Luego nos pusieron en mesa una mini-parrilla con aromas de tomillo y romero, con setas de temporada, perfecto en coccion y frescor! Una terrinita de Sardinas con samfaina tenia una falsa sardina delicada y graciosa a la vez.Unas gambas de Blanes con tomate y sandia. A mi no me toco cordero sino cabrito, lomo y solomillo rosando la perfeccion.
Un postre muy citrico y Otro como un Music pero en diferentes formas, con un quesito de caserio casero. Bueno, en conclusion: Tecnica perfecta acompañado de buen producto, y del sabor... bueno siempre se puede ir a mas pero no esta debajo de muxos otros que tienen una estrella, aunque no esta bien por comparar comi muxo mejor que en Els Tinars y Bo.tic, los dos estrellados...
Saludos
El Gato que Fuma.

10/05/2010 5:08 p. m.

 
Blogger Philippe Regol ha dicho...

Me refería al post que voy a publicar esta noche , por ejemplo. Pasados dos días, la gente ya no entra a leer comentarios pasados.
Me gustaría que la gente viese que Victor Trochi ha corregidos defectos pasados....

10/05/2010 5:32 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal